Cómo crear una oferta para vender tus productos o servicios • Drop&Dot
crear una oferta con valor de productos o servicios

Cómo crear una oferta para vender tus productos o servicios

  • ¿Has notado cómo es que un producto o servicio se parecen y ofrecen prácticamente lo mismo?
  • ¿Has notado cómo es que tus clientes acuden a la competencia con tu oferta en mano para mejorar el presupuesto?

Esto es el pan de cada día en los negocios, cuando esto sucede es porque tus clientes no encuentran un diferenciador que los convenza de optar por tu producto o servicio en lugar de la competencia. En este artículo aprenderás porque es importante buscar una oferta de valor diferenciado con tus productos o servicios.

Genéricos vs un alto valor agregado

Cuando ofreces un producto o un servicio genérico (esto es que no tiene diferencia con los demás) por ejemplo dar clases de matemáticas o vender un producto que otros venden, podemos hablar de un commodity. En el mundo de los negocios y el marketing, un producto o servicio genérico es sinónimo de algo barato y fácilmente sustituible.

Imagina que vas a comprar tu despensa, ya que necesitas varios productos, de entre ellos ocupas mantequilla: ¿Qué marca de mantequilla llevarías? Lo más probable es que lleves la que encuentres primero o la que sea la más barata, incluso si hay margarina y está a un mejor precio, pudieras considerar llevarla en lugar de la mantequilla y esto es porque la mantequilla y la margarina son productos genéricos, es decir, no se diferencian en prácticamente nada a simple vista.

El error más común

Muchos emprendedores y profesionistas son como la mantequilla; ofrecen productos o servicios genéricos, incluso observan lo que otros ofrecen y copian tal cual su oferta, no se dan cuenta del error que están cometiendo al renunciar a ser únicos y entrañables en un sector o para algo específico. Además de esto, hoy la diferenciación ha cambiado radicalmente, ya que hoy tener una maestría o 20 años de experiencias no te vuelve alguien especial, porque no es un argumento que la mayoría de empleadores o clientes estén buscando o anhelan encontrar. No imagino a alguien diciendo “Me urge alguien que me ayude a aprender inglés, desearía encontrar algún profesor con 20 años de experiencia”, eso suena hasta cierto punto ridículo, no digo que la experiencia no sea importante, pero no creo que sea lo mejor que puedas aportar de valor como profesionista.

Piensa en cuántas veces te han agradecido por tu trabajo, por tu entrega, paciencia, por tus enseñanzas, por tu tiempo; no creo que te hubieran agradecido por tus 20 años de experiencia. Incluso cuando una institución reconoce a uno de sus empleados por sus “30 años de trayectoria” no es por su experiencia sino por su lealtad, por pertenecer y creer en la institución.

Bien, el punto es que lo primero que debemos hacer para crear tu marca profesional es buscar lo que te hace diferente, piensa en las cualidades que otros valoran de tu marca y que no son muy comunes, piensa en los rasgos de la personalidad de tu marca, los métodos que has desarrollado, los resultados que lograste, etc.

Tal vez te preguntes…

¿Por qué es tan importante no ser igual a los demás?

Pues bien, hoy la diferenciación es clave para lograr un crecimiento exponencial, me refiero a un crecimiento más rápido y más grande del que lograríamos de manera tradicional o lineal.

Hoy, ser extremadamente diferente es una obligación, no solo agregar una o dos cosas a tu perfil, es más que buscar ser mejor cada día, eso casi cualquiera lo puede poner en su CV, es decir, es común encontrar descripciones cómo: “somos una empresa de calidad y con excelente servicio”.

El punto es encontrar tu sello personal y a través de él, generar estrategias para tu producto o servicio con alto valor agregado que el cliente perciba como algo muy valioso. Piensa en algo que le encantaría tener a tus clientes, piensa en un producto o servicio que le dará mucho valor y estará sumamente satisfecho con él, solo así tus clientes sabrán que realmente necesitan tu producto o servicio porque saben que el dinero que inviertan en él se le multiplicará de alguna manera.

Cuando eso sucede el dinero pasa a segundo o tercer plano en esta ecuación, y esto no es una forma de manipulación o de engaño, ésta es una de las partes que más me gustan de construir una imagen con Brand Management, ya que todo es real, tienes que volverte parte de ese servicio de alto valor, necesitas leer más, trabajar más y esforzarte más, incluso cuidar aspectos de tu imagen física, intelectual, actitud y más; para transformarte en tu mejor versión de ti, es decir, en tu versión de alto impacto y de alto valor agregado. No se trata de mañana venderte como esa versión con proteínas, sino trabajarlo. Los servicios y productos de alto valor tienen detrás de ellos mucho trabajo e inversión de tiempo y dinero, por eso no todos lo hacen, porque no todos están dispuestos a sacrificar esos recursos y ese tiempo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on skype
Skype
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *