Cómo lograr el éxito profesional en la vida • Drop&Dot
como lograr el éxito en la vida

Cómo lograr el éxito profesional en la vida

Es muy común que hablemos de éxito y comparemos a las personas exitosas con las que no lo son. Quise escribir acerca del éxito profesional porque veo a muchas personas que buscan y preguntan cómo tener éxito, como si de una receta se tratara o como si el éxito fuera un horizonte homogéneo para todos. A veces me da la impresión de que en este sistema capitalista el no ser exitoso es casi una enfermedad de la que nadie se quiere contagiar. Y si debo ser sincero, me declaro culpable de seguir ese camino, en ocasiones sin reflexionar si es lo que verdaderamente quiero. Por ello me parece oportuno hacer un alto para preguntarnos:

¿Qué demonios es el éxito?

La pregunta tiene especial relevancia si al leer este artículo te encuentras en un momento en donde quizá no seas tan exitoso como te gustaría o en comparación con quién crees que lo es. Pues bien, “éxito” es una palabra que tiene diferentes significados dependiendo de factores como el grado académico, edad, aspiraciones personales, nivel socioeconómico, país de residencia, entre otros. Sin embargo, podemos coincidir mucho cuando juzgamos quién es más exitoso entre dos o tres personas, ya que el significado que damos al éxito también llega a ser genérico en diversas características.

Hablando de manera genérica podemos decir que el éxito es lograr un resultado, conquistar una meta o sobresalir en algo de manera positiva.

Éxito proviene de la palabra latina exitus, que significa salida o final, es decir, es la última parte de algo, puede ser un proyecto o estrategia, o la última etapa de tu vida profesional o académica.

Pero el punto no es tener una definición de diccionario, sino reflexionar y pensar qué es el éxito para ti, qué te haría sentirte realizado, pleno e incluso feliz. Una vez que logres definir ese punto al que debes aspirar o cuál es esa gran meta por conquistar, entonces será más fácil trazar un camino para llegar ahí.

Si tu meta o el éxito que buscas es algo que realmente te retará e implicará mucho trabajo, te recomiendo que desarrolles, al menos, 5 habilidades disruptivas para crecer profesionalmente:

  • Trabajo inteligente
  • Hábitos semilla
  • Pensamiento estratégico
  • Terquedad asertiva
  • Experimentación disruptiva
  • Trabajo inteligente

A lo largo de la historia del hombre la riqueza, el trabajo y el valor percibido se han modificado por factores como el sistema económico, político, social, tecnológico y la evolución misma de la conciencia de las personas. En los últimos años ha cambiado la perspectiva de lo que es valioso para la sociedad y, por ende, lo que puede generar riqueza. Hoy el “trabajo de sol a sol” no es un servicio que se pague bien; el trabajo físico se ha devaluado debido a la entrada de la tecnología y la robotización. En la actualidad el trabajo inteligente, directivo y estratégico es mejor pagado y mucho menos agotador.

Evalúa qué es lo que haces y cuál es su valor, luego analiza cuáles de todas las actividades que tienes te generan mayores resultados y cuáles solo te quitan tiempo. De esta manera puedes maximizar o priorizar las que te den mejores frutos y eliminar las demás.

La mayoría de los trabajadores de rangos medios y bajos no analizan lo que hacen ni los resultados que obtienen, sólo esperan no salir mal en la evaluación de su desempeño, por eso ganan menos que los directivos y los de altos rangos.

Hábitos semilla

Los hábitos no son otra cosa que las acciones que se repiten de manera recurrente en nuestro día a día. Estos pueden acercarnos o alejarnos de nuestra meta o de lo que queremos para nuestra vida y, en consecuencia, llevarnos al éxito o al fracaso.

Los hábitos semilla son aquellas acciones que realizamos repetidamente y de manera estratégica para sembrar hoy lo que queremos cosechar mañana.

Terquedad asertiva

El éxito implica una buena dosis de terquedad, ya que las cosas que valen la pena no son fáciles de conseguir; de hecho, la mayoría de las personas ni siquiera lo intenta o se rinde muy fácilmente. Por ello, es importante desarrollar mucha perseverancia y terquedad, sobre todo cuando no obtenemos los resultados que quisiéramos. Si tienes una meta hay que ir por ella, pero de manera inteligente, analizando qué resultados obtienes y por qué. Una auto auditoría cada determinado tiempo te ayudará a saber si estás consiguiendo lo que te propusiste o si deberías hacer ajustes.

Mentalidad estratégica

Las acciones aisladas difícilmente podrán generar verdaderos resultados. En América Latina en general existe un problema serio de mentalidad, y es que creemos que el reconocimiento y el éxito nos llegarán de la mano de una buena idea, un golpe de suerte, una herencia o la alineación de los planetas. Pero dentro del algoritmo del éxito hay muchas variables que precisan de una mentalidad estratégica para permanecer en el pedestal del éxito. Muchos de los pocos que llegan por “suerte”, pero sin preparación, sin esa mentalidad, caen rápidamente y vuelven a donde estaban. La planeación es una serie de acciones pensadas en un momento y lugar determinados, que persiguen un objetivo y que cuentan con los recursos necesarios para lograr pequeños resultados que suman a la meta final y a un resultado real.

Experimentación disruptiva

Seguir las reglas del juego te hará competente, pero para ser líder de tu sector debes conocerlas, dominarlas y romperlas. Por ello es importante que testees y experimentes, de manera constante, nuevas formas y métodos para hacer todo lo que haces de manera profesional. Trata de encontrar atajos o hacks, así como nuevas formas de ser y de verte diferente. De esta manera marcarás la tendencia, irás a la vanguardia y nadie te podrá competir; solo recuerda empezar con pequeños experimentos, este terreno es inestable, no le apuestes todo a una corazonada, prueba y después: rómpela.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on skype
Skype
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *