Cuatro hacks para conectar con tu público con un buen storytelling • Drop&Dot
como conquistar a mi público objetivo

Cuatro hacks para conectar con tu público con un buen storytelling

El Storytelling es una de las herramientas audiovisuales más fuertes para conectar con tu público, aquí te decimos cómo lograr un buen Storytelling, así como una breve historia de cómo el Storytelling no es algo nuevo, sino que fue un medio para comunicar las historias de nuestros antepasados.

Desde el inicio de los tiempos, el ser humano siempre ha buscado formas de comunicarse con los demás, nuestros antepasados interactuaban entre ellos a través de los sentidos: la vista, el olfato, el gusto, el tacto y la audición. Poco a poco, con el pasar del tiempo se fueron construyendo nuevas formas de interactuar, así fue como llegó el arte rupestre el cual sirvió como forma primordial para contar historias en muchas culturas primitivas.

Las historias han sido, son y serán necesarias siempre, a través de ellas podemos saber sobre nuestro pasado, podemos aprender, imaginar, sentir y evolucionar.

Teniendo claro todo esto podemos pensar en cómo funcionan las historias en la actualidad, en este mundo hiperconectado de manera digital, donde las formas de consumo de información están en un constante cambio, nos toca vivir en un bombardeo publicitario y una guerra infinita por el reconocimiento y posicionamiento de marcas y productos. Ante tal bombardeo de información nos hemos vuelto cada vez más selectivos en cuanto al contenido que decidimos dejar entrar a nuestra mente.

“La gente olvidará lo que dijiste, la gente olvidará lo que hiciste, pero la gente nunca olvidará cómo la hiciste sentir” – Maya Angelou.

La clave está en conocer cada día más a nuestros usuarios y así lograr una conexión emocional que influya en sus decisiones y para ello, el storytelling, es la mejor herramienta.

Muchas marcas siguen pensando que anunciarse invasivamente y llenar de publicidad las redes es la forma de entrar en las decisiones de compra del consumidor, pero este es un pensamiento errado, la gente ya no quiere publicidad, la gente quiere sentirse identificada con las marcas, debes tener en cuenta que si no cambias la forma en la que diriges tu publicidad, tu audiencia seguirá siendo un auditorio lleno de sillas, pero todas vacías. Puedes tener mensajes e ideas brillantes para transmitir, pero si no sabes cómo hacer eso de la mejor manera posible, no servirá de nada.

“Historias leídas en el momento oportuno, jamás te abandonan. Puedes olvidar el autor o el título. Puedes no recordar precisamente lo que sucedió. Pero si te identificas con la historia, ella continuará dentro de ti por siempre” – Neil Gaiman.

Tal vez tú también te hayas preguntado alguna vez, ¿Cómo puedo crear contenido que conecte con mis clientes? Y sí, como ya lo intuyes, la respuesta está en el Storytelling y aunque no existe una receta exacta para contar historias que conecten, debemos tener en cuenta 4 elementos importantes:

Mensaje: El mensaje es la idea transmitida, si tu mensaje es claro, fuerte y conciso podrá transformar y marcar la vida de las personas, o al menos influirá en su decisión de compra.

Ambiente: Toda historia contada necesita de un contexto, necesita suceder en algún lugar, cuanto más enfoques y acerques ese contexto al espacio del receptor, más fácil será lograr que se identifiquen.

Personaje: este elemento es quien vive la transformación de la historia pasando por todas sus fases, solo podrás lograr un óptimo desarrollo del personaje si conoces a la perfección a tu público objetivo, teniendo esto en cuenta podrás generar a tu personaje con las características emocionales que servirán de conexión inmediata para que el mensaje llegue a quien de verdad tenga que llegar.

Conflicto: Este es uno de los principales factores que despiertan el interés de las personas, hay que tener en cuenta que un conflicto muy simple tiende a ser de menor relevancia y a generar poca o nula identificación, lo importante es crear escenarios y problemáticas reales a las que nuestro cliente tipo esté expuesto a una transformación y por medio del desenlace mostrar cómo estos conflictos son o no son superados.

Sabiendo todo esto, podemos llegar a la conclusión de que el ser humano se mueve por emociones y sensaciones, por esto es obvio que las marcas utilicen el storytelling como una herramienta valiosísima para empatizar con sus usuarios, pasando del consumo de productos al consumo de experiencias.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on skype
Skype
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *