¿Debo implementar jerarquías horizontales o verticales en mi negocio? • Drop&Dot
implementacion de jerarquias
Gabriel Aranda

Gabriel Aranda

CEO de Drop & Dot

¿Debo implementar jerarquías horizontales o verticales en mi negocio?

Es común encontrar una jerarquía vertical como base de operación en la gran mayoría de las empresas, marcas o negocios, en ocasiones este tipo de operación se debe a que los dueños desconocen otra forma de trabajar o porque los mismos empleados así lo demandan, esto último se debe a que las personas prefieren someterse a una autoridad para eliminar su incertidumbre a la hora de tomar decisiones que a tomar responsabilidades de sus actos. Sin embargo, este tipo de proceder conlleva a un ciclo donde el empleado solo pretende realizar tareas limitadas y buscar tiempos muertos para evitar obligaciones. Por otro lado, los dueños, en su gran mayoría, prefieren las jerarquías verticales porque les permite culpar a alguien cuando algo sale mal además que facilita la manera de tomar el control bajo la dinámica de llevar reportes de todo lo que sucede.

Resulta difícil de imaginar un lugar de trabajo donde los empleados tomen sus propias decisiones sin que la empresa entre en un ciclo de entropía y se toque un punto de inflexión donde la firma se vuelva lo suficientemente caótica como para ya no recuperarse.

Sin embargo, ya existen compañías así, muchas startups siguen este camino tomando como ejemplo a varias organizaciones tecnológicas.

La idea de trabajar bajo una jerarquía horizontal se basa en eliminar la mayoría de los mandos medios y sus funciones, de tal manera que existe un mayor contacto entre la alta dirección y los trabajadores, esto permite disminuir la dependencia jerárquica fundamentadas en poder y autoridad. Como consecuencia se intensifica la colaboración y faculta a la empresa a tener una mayor capacidad de adaptación ante un mercado cambiante, ya que cada individuo podrá ser capaz de aportar ideas que suministren nuevas formas de resolver problemas complejos y que requieran de cierto grado de innovación.

Sin embargo, una estructura con jerarquía horizontal no es aplicable para todo tipo de empleados, requiere de personal que tenga cultivado o desarrollado la capacidad de autogestionarse, de tener responsabilidad, perspicacia, disciplina y de tener una actitud de colaborar con los objetivos de la empresa. La seguridad por parte de los empleados de tomar las mejores decisiones en beneficio de la empresa y la mentalidad por parte de los dueños de confiar en las decisiones de sus trabajadores es parte esencial para permitir la innovación y el desarrollo de nuevas ideas que puedan irrumpir en el mercado.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on skype
Skype
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *